La Audiencia Provincial de Sevilla condena a BANCO DE SANTANDER a devolver el importe de la contratación de su producto “VALORES SANTANDER” por falta de información en su comercialización

Cuéllar & Asociados - 24 Noviembre 2015 - NOTICIAS

La dirección jurídica del litigio ha sido del Letrado Alfonso J. Albarracín Pacheco del despacho “Cuéllar & Asociados, Abogados”.

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Sevilla, mediante Sentencia dictada el pasado 18 de noviembre de 2015, condena al Banco a devolver a los demandantes, clientes de tal entidad, el capital contratado en este producto, acrecentado con los intereses legales desde la fecha de suscripción, al entender su contratación nula por falta de la debida información.

 

Considera la Audiencia Provincial que, en el ámbito de la suscripción de productos de inversión por parte de clientes minoristas, dada la asimetría informativa existente entre las entidades que comercializan tales productos y los clientes, ha de existir un especial deber de información por parte de aquéllas para con estos, respecto de la explicación de la naturaleza y de los riesgos del producto, que, en caso de no prestarse, permiten presumir el error en los clientes a la hora de su contratación.

Considera igualmente la Sala que el producto “VALORES SANTANDER” no se adecúa al perfil de los actores, como clientes minoristas, por lo que la diligencia exigible al Banco respecto de su deber de información ha de entenderse intensificada. En este sentido, siguiendo doctrina del Tribunal Supremo, exige la Sala que en caso de clientes no profesionales, como aquí sucedía, la información facilitada ha de ser clara, precisa suficiente y entregada con antelación a la contratación del producto, para que aquéllos puedan llegar a comprender los auténticos riesgos del mismo, entendiendo que existe error por parte de los clientes al no acreditar el Banco haber facilitado la información que le es exigible.

Continúa la Sentencia argumentando que el producto suscrito no se encuentra confirmado por actos posteriores de los clientes, pues considera la Sala de Sevilla que no tienen tal efecto la percepción de cantidades que recibieron los clientes en la creencia de que se les retribuían los intereses propios del producto que creyeron contratar (depósito sin riesgos, y no los referidos “VALORES”), sin que ello pueda suponer que tuviesen verdadera conciencia de los riesgos reales del contrato.

Por tanto, no acreditando el Banco Santander haber facilitado información a sus clientes sobre la naturaleza, características reales y riesgos del producto, ni antes de su contratación ni con posterioridad a ésta, lo anula, condenando a dicha entidad a la devolución de su capital con los respectivos intereses, compensándose las cantidades recibidas por los clientes.

La Sentencia resuelve así las dudas jurídicas existentes sobre un producto tan singular como el de “VALORES SANTANDER” cuya evolución ha afectado a tantos ahorradores y abre una vía eficaz para reclamar la devolución.

 

“Cuéllar & Asociados, Abogados”